Ideas para el ahorro energético

Hoy 21 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía para recordarnos a todos la importancia de ser responsables en el consumo de recursos.

Si bien podrían hacerse grandes cosas a nivel político y empresarial para reducir el consumo energético, no parece claro que eso vaya a ocurrir de manera inminente, y en algunos entornos parece más bien improbable, por no decir imposible, por no decir utópico, teniendo en cuenta los principios que rigen, o no rigen, su funcionamiento.

Parece obvio que somos los ciudadanos, desde nuestro compromiso y responsabilidad individual, los que podemos aportar nuestro grano de arena a nuestro entorno próximo y también en sentido más amplio, siempre en la medida de nuestras posibilidades.  Se calcula que la supervisión del consumo energético por parte de un consumidor conllevar un ahorro del 30% en electricidad y del 50% en agua.

Como hemos comentado en otros post, nuestra sociedad de consumo parece que no acompaña en este reto de ser responsables a la hora de “gastar”, así que ¿Qué podemos hacer en nuestra pequeña esfera personal en esto del ahorro energético? Hoy en día podemos encontrar cientos de consejos en la red y aquí puedes encontrar un resumen de las ideas que no está de más recordar:

  • Lo más importante, y aunque sea una verdad de perogrullo, no consumas más de lo que necesitas.
  • Intenta adaptar tus hábitos a las horas de luz, aunque ya sabemos que esto en muchos lugares es imposible debido a los horarios laborales y la falta de interés por la conciliación de empresarios y administraciones.
  • Ilumina tu hogar de forma racional, utilizando más luz en los lugares en los que trabajas, realizas tus actividades, etc. y menos en los lugares de descanso, e instala bombillas de bajo consumo.
  • No abuses de la climatización. En invierno, abrígate cuando estés en casa y ten una manta junto al sofá. En verano, mantente la casa fresca cerrando ventanas y persianas que estén expuestas al sol, y abriendo las que no lo están. Instala doble cristal y toldos si es necesario. Utiliza el aire acondicionado solo cuando sea imprescindible.
  • Instala un termostato inteligente.
  • Utiliza la lavadora y el lavavajillas cuando puedas llenarlos en su totalidad o hasta la mitad, si tienen opción de media carga.
  • Evita el horno siempre que puedas, su consumo es muy elevado.
  • Adquiere electrodomésticos de clase A o superior.
  • Regula la temperatura de la nevera cuando haya cambios en el clima, no dejes la puerta abierta mientras piensas qué hacer de comer hoy y no introduzcas recipientes calientes.
  • Adapta las cisternas del WC para que puedas usarlas a media carga.
  • Acorta tus duchas y evita el agua muy caliente.
  • Desconecta los aparatos eléctricos cuando no los uses, evita el standby.
  • Baja el brillo de la pantalla lo máximo posible (hasta que te resulte cómodo, tampoco es cuestión de perder vista) ya que consume mucha energía.
  • Replantea tu concepto de “comodidad” en los desplazamientos. ¿Seguro que prefieres un atasco a ir leyendo, estudiando, relajándo la mente? ¿De verdad no te viene bien un poco de ejercicio? Utiliza escaleras cuando en lugar de ascensores cuando sea posible, usa el transporte público, haz alguno de tus recorridos habituales caminando o en bicicleta, hazte usuario/a del servicio de bicicletas de tu ciudad (si es que lo tiene), etc.

¿Tienes más propuestas? Comenta y compártelas.

energy-755834_1280

 

Anuncios

Autor: Vivir Responsablemente

Procurando vivir de forma responsable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s